Acerca de DINARA PDF Imprimir

La Dirección Nacional de Recursos Acuáticos, DINARA, es la entidad estatal responsable de regular y controlar la actividad pesquera en Uruguay. Como tal, es la única autoridad sanitaria competente en la industria pesquera a nivel nacional.

La DINARA pertenece al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay y es quien define y ejecuta la política pesquera del gobierno nacional.

El Director Nacional de Recursos Acuáticos es el Dr. Daniel Gilardoni

Para el período 2005-2009, la DINARA tiene trazado un Plan Estratégico Quinquenal basado en los siguientes lineamientos de gestión, pautados por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca:

  • Uruguay país productivo
  • Democratización de la sociedad y el Estado
  • Políticas sociales
  • Inserción internacional
Captura en bruto - Foto: Julio Chocca

Para establecer el ordenamiento y la administración de los Recursos Pesqueros de manera sustentable y sostenible, la DINARA realiza investigaciones en diversas áreas vinculadas al ambiente y la fauna ictícola. Las actividades de investigación son desarrolladas por los diversos Departamentos y Unidades agrupadas en la División Técnica, cuya misión es ejecutar las políticas y planes estratégicos establecidos por la DINARA para el uso y explotación del medio acuático y sus recursos naturales.


Uruguay inició su desarrollo pesquero en la década de 1970. Posee una industria pesquera orientada principalmente a la exportación de productos congelados.

Tiene como característica particular la diversificación de sus exportaciones a más de 40 países, encontrándose entre los mayores compradores la Unión Europea y EEUU.

La actividad pesquera es regulada y controlada por un único organismo oficial: la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos, DINARA.
La DINARA es responsable de promover la utilización sostenida de los recursos pesqueros, mediante una pesca responsable y un procesamiento en tierra que satisfaga las normas higiénico-sanitarias y de calidad, a fin de lograr el máximo provecho posible de los recursos ictícolas disponibles de forma sustentable y sostenible en el tiempo.